• Es un organismo independiente, con miembros de reconocida ética y trayectoria profesional.
  • Garantiza los derechos de los asegurados, resolviendo reclamos por siniestros rechazados, cuando, agotando las instancias al interior de la empresa de seguros, hayan quedado disconformes.
  • Su fallo es obligatorio sólo para la empresa de seguros involucrada y no impide que el asegurado acuda posteriormente a cualquier otra instancia en caso el resultado le sea desfavorable.
  • Su trámite es ágil, sencillo y gratuito.
  • Atiende reclamos de personas naturales y jurídicas, hasta por un máximo de US$ 50,000.
  • Cuenta con una Secretaría Técnica que canalizará con las aseguradoras aquellos reclamos que, por su materia, puedan ser atendidos por éstas últimas sin iniciar un procedimiento en la Defensoría.